Cuentos, Fabulas y Leyendas Ambô



LA HISTORIA DE AFIYU-KITYI


"El maximo exponente de los ritos y costumbres tradicionales y, de la tradición la encuentramos dentro del «Dadji». Con esta historia o Leyenda, según algunos, conoceremos, de donde viene el no fiarse da las «Personas» extrañas dentro de la isla. ."


Autor: Jacint Creus - Mª. Antònia Brunat.

- Cuentos Annoboneses de Guinea Ecuatorial -

Ir al original.

 


No, nos es tan difícil asociar el nombre de esteDadji con lo que pasó un día en los mares de Awala.

 

 

 

 




En Agandji vivía una familia que, poco a poco quedó reducida a la abuela y a su nieto Afiyu-kityi. No es que los demás murieran a causa de alguna enfermedad, sino que había un monstruo que los iba devorando, especialmente a los que iban a buscar agua del mar para preparar el.. ja-zugu-zugu.
comida annobonesa que suele prepararse al atardecer
Un día, afiyu-Kityi se dirigió a la playa: quería coger agua del mar.
Y, efectivamente, el monstruo se dirigió hacia él al instante; pero era un chico tan pequeño que apenas se le veía, de manera que optó por atraparle cantando una melodía:
- Afiyu-Kityi ya; Afiyu-Kityi
- bi pen ku bôh.
significa: Afiyu-Kityi, ven que te comeré.
A lo que respondia el muchacho:
- Ih memu fa pe mbi plawa de se bo ke
- fa pe mbi bo kuh mu, naa menke bi.
Significa: No, mi madre me ha mandado traer agua salada y dices que vaya ahí para que me comas; no iré.
Y regresó a casa, donde contó lo sucedido.
Su abuela le prohibió que volviera a aquella playa. Pero él, lleno de valor, cogió una navajita y se dirigió al lugar donde se hallaba el monstruo. Nada más llegar se situó frente a él. Y el monstruo lo engulló en un momento y se dirigió a la cueva para hacer la digestión.

y... el monstruo lo engulló


Pero, en lugar de poder hacerla con tranquilidad, empezo a sentir grandes molestias en el estómago, cada vez más agudas, que le obligaron a salir de la cueva gimiendo, gritando y pidiendo socorro.
Y es que Afiyu-Kityi, una vez dentro del estómago del monstruo, habia sacado su navajita para cortarle las tripas. Al cabo de un rato el monstruo cayó al suelo, muerto.
Y Afiyu-Kityi, contento y feliz por haber terminado con aquella pesadilla, regreó a casa de su abuela.

 

.



F I N


Creado por: Vklumeve 2014